Las mudanzas siempre involucran procesos complejos y decisiones cruciales desde el momento en que se comienza a empacar. La planeación de cada uno de los factores es vital para que el movimiento de muebles y equipos en general sea eficiente y con buenos resultados. Uno de los factores clave es la elección del material de embalaje o emplayado para los muebles, el cual será el responsable de la protección y cuidado de estos durante el viaje. Si bien, son elementos importantes en un flete, también pueden facilitar la manipulación y el almacenamiento de las cajas con el menaje.

Existen en el mercado una gran variedad de embalajes utilizados en los servicios de mudanzas y carga en general. Todos han sido diseñados para cumplir una serie de necesidades de los clientes, y sus características dependen de factores como: las dimensiones de los objetos individuales de la carga, la distancia del viaje, requerimientos especiales (temperatura, humedad), etc.  

Los materiales de embalaje pueden ser:

  • Cartón corrugando
  • Papel
  • Madera y textiles de fibras naturales
  • Sacos, bolsas, contenedores
  • Metálicos para transporte de líquidos