Si bien es cierto que, en cualquier envío comercial, nacional o internacional, existe el riesgo de tener algunos contratiempos durante su transporte, los posibles daños o pérdidas de mercancía pueden ser una verdadera molestia. Lo recomendable es contratar un seguro de transporte de carga o mercancía, antes de hacer cualquier envío.   

Los seguros de transporte de carga tienen una cobertura en el traslado de mercancías, ya sea por vía terrestre, aérea o marítima. Este seguro dura el tiempo del transporte de los bienes.  

Por regla general, existen dos tipos de seguros para fletes o transportes

Embarque específico: Este seguro únicamente cubre el traslado de mercancías de un punto a otro, el tiempo que dure el transporte. Se recomienda usar este seguro cuando los embarques no son muchos o son especiales.

Declaración de embarques. Es un seguro que se recomienda usar cuando se realizan varios traslados de mercancía al año, y evita que el usuario contrate seguros individuales. Este seguro permite realizar una declaración de embarques a fin de mes, y su vigencia es de un año.